1

Feliz año 2016!!!!

Madre mía esto suena ya a película de ficción. Corría el año 2016 cuando los androides paseaban por la galaxia…. ¿Es o no?

Bueno yo quiero despedir este año 2015 dando gracias a la vida y a la gente que me rodea. A la vida, porque lo sigo contando, y a la gente que me rodea, porque me sigue aguantando.

A mi Santo, porque aunque discuto con él, este año aprendí que todo se puede decir y todo se puede hablar y porque hace las mejores fotos para nuestro blog. (Se lo curra mogollón aunque no os lo creáis)

A mis churumbeles, porque me hacen ser feliz cada día con una mirada y por ellos, también escribo este blog (no descarto que salgan a estudiar y necesiten recetas ). A la hermanísima que me ayuda en todo, cuanto y cuando puede, que no es poco siendo una buena malamadre 😉 Y que se que os mola mogollón, no os preocupéis que intentaré que siga escribiendo algo por aquí de vez en cuando.

Y a todos vosotros que me seguís y me leéis cuando podéis. Gracias por vuestras opiniones, por vuestras críticas constructivas y por las alabanzas, que también llegaron. Espero seguir contando con vuestros comentarios este año.

Para este año pido mucha salud para tod@s mis maruj@s, para que este año tengáis mucho éxito con la suerte que os toque (qué, se nota ya mi curso de coaching) y sobre todo, que seamos muy felices con lo que tenemos hoy, porque como esperemos a ser felices a que llegue….

¿Y esta noche qué? Pues esta noche tomaros una copa con los que realmente os quieren, si se puede “hacer mucho los deberes” 😉 y por dios!!!!! no discutáis con nadie esta noche dejarlo ya si eso para el día 7 que pasen las fiestas.

Nos leemos el año que viene

Besos Maruj@s

2

Unas trufas para morir de amor!!!!!!

Estaba deseosa de poneros estas trufas, más que de ponerlas, de comermelas jajaja. Al final las lleve como colofón de mi fin de curso de coaching, y fueron todo un éxito.

La cata la hicimos con una taza de hierbas. Madre mía que ricas están cada vez me gustan más estas trufas.

IMG_6119

Ingredientes:

– 200 gr de chocolate negro.

– 150 gr de nata de montar.

– unas gotas de esencia de vainilla.

– 30 gr de mantequilla.

– 20 gr de licor de naranja.

– Cacao en polvo o cacao puro para rebozar la trufa

Utensilios:

– Thermomix ó

– Cazo de unos 20.

– Bol para enfriar la mezcla.

– Papelitos de mini magdalenas.

Aaaaaa remangarse:

*Versión a mano:

Lo primero es infusionar la nata con las gotas de vainilla, yo puse 5 gotas de esencia de vainilla, más o menos dejarlo 5 minutos, no queremos que hierba soló que coja el sabor calentándolo. Por otra parte deshacemos el chocolate con la mantequilla. Una vez deshecho mezclamos con la nata y ponemos el licor de naranja. Mezclamos todo y volcamos en el bol para dejarlo enfriar bien. Meterlo en la nevera unas 6 horas como mínimo.

*Versión thermomix:

Ponemos la nata y las gotas de vainilla en el vaso y programamos 5 minutos, 80º velocidad 1. Retiramos y con el vaso bien limpio y seco ponemos el chocolate y trituramos 15 segundos a velocidad 9.

Una vez bien triturado agregamos la mantequilla y lo ponemos 5 minutos a temperatura 50º y velocidad 1. Remover un poco con la espátula para que baje bien el chocolate de las paredes.

Por último incorporamos la nata y el licor de naranja y mezclamos a velocidad 3 hasta que veamos que esta bien mezclado. Volcamos en el vol  y dejamos enfriar en la nevera un mínimo de 6 horas.

Una vez frío damos forma a las trufas y las rebozamos por el cacao en polvo y lo colocamos en los papeles decorativos. Importante que luego las guardemos en frío. o las guardo todas directamente en el congelador porque me gustan que estén muy frías.

Consejos:

Si os fijais en la foto, el cacao lo va absorbiendo la trufa, por lo que yo os aconsejo que las hagáis rápido y las guardéis rápido. Aunque si  las hacéis con los enanos es complicado, pero a ellos les va a dar igual lo único que van a querer es comérselas como esten.

Para rebozarlas yo utilizo mitad de cacao en polvo de desayuno y mitad de cacao puro, también lo podéis hacer con azúcar glas, directamente con un solo tipo de cacao, o con fideos de chocolate o de colores.

Si las vais ha hacer con los niños, podéis sustituir el licor de naranja por un licor sin alcohol que les guste a los niños, o directamente sólo poniendo más vainilla.

Bueno pues nada, espero que paseis unas buenas fiestas con la familia o como mejor os apetezca. De todas formas os pondré un post solo para felicitaros más adelante.

Besos Maruj@s.

 

 

 

 

 

 

 

1

Turrón de lacasitos para los churumbeles!!!

Este turrón se lo había prometido a mi churumbel mayor, no le pueden gustar más los lacasitos. Igual que los turrones anteriores este es super mega fácil 😉 vamos que si no lo hacéis es porque no quereis porque vamos….

IMG_6058

He elegido esta foto para que veais bien como quedan los lacasitos con el corte.

Ingredientes:

– 100 gr de chocolate con leche.

– 100 gr de chocolate negro.

– 100 gr de chocolate blanco.

– 150 gr de lacasitos.

– 60 gr de manteca

– 40 gr de aceite de girasol.

Utensilios:

– Thermomix (o en su defecto los siguientes)

– Un cazo para fundir el chocolate.

– Molde para cuajar el turrón.

Aaaaaa remangarse:

* Versión a mano:

Ponemos los chocolates en trozos y la manteca a fundir en un cazo sin parar de remover. Cuando veais que ya está prácticamente fundido, ponemos el aceite, y cuando esté bien incorporado agregamos los lacasitos (si dejas que esto lo hagan tus churumbeles, tienes el título de mejor madre del mundo garantizado por una semana). Cuando ya todo esté fundido y homogeneizado lo vertemos en los moldes.

Para verter en los moldes, si son de los que hicimos caseros, poner papel de horno para luego desmoldarlos mejor; si son de silicona no hace falta. Muy importante que les deis unos golpecitos contra la encimera para que suban las burbujas de aire hacia arriba y no queden en mitad de la plancha.

Dejar cuajar bien por lo menos 48 horas y luego al ataque!!!

* Versión thermomix:

Ponemos en el vaso los chocolates y trituramos 10 segundos a velocidad 10. Añadimos la manteca y el aceite y programamos 4 minutos, 37º, velocidad 2. Antes de agregar los lacasitos mirar que esté bien derretido el chocolate, si no es así poner un minuto más, ojo nunca más temperatura. Una vez derretido ponemos los lacasitos y con una espátula vamos mezclándolo bien.

Para verter en los moldes, si son de los que hicimos caseros, ponerles papel de horno para luego desmoldarlos mejor; si son de silicona no hace falta. Muy importante que les deis unos golpecitos contra la encimera para que suban las burbujas de aire hacia arriba y no os queden en mitad de la plancha.

Dejar cuajar bien por lo menos 48 horas y luego al ataque!!!

Consejos:

Trucos, pues lo que ya os comente en el anterior post, siempre elegir los chocolates que más os gusten, por eso no pongo marcas, porque eso hará que os guste el turrón.

En esta receta se pueden cambiar todos los chocolates y poner directamente 300 gr de chocolate blanco, con eso conseguirás que resalten muchísimo los lacasitos. La otra opción es poner esos nuevos lacasitos que son blancos para que resalten con el chocolate con leche y el chocolate negro.

Esta variedad de turrón ya es la última que os pongo, me imagino que ya habéis cogido el truco del turrón. Ahora sólo tenéis que experimentar en casa y preguntar a la familia a ver cual es el que más gusta.

Este año no os pongo el de café, que me encanta, porque aun no lo tengo bien pulido, prefiero experimentar bien antes de subiros la receta.

Animaros a haceros vuestros propios turrones que prometo poner recetas de verduritas a la vuelta de reyes 😉

Besos Maruj@s.

3

Turrón de Pistachos para mí

Desde que descubrí, gracias a mi hermana, el turrón de pistachos soy una fan total de él. Me enamoro a primer mordisco…. ainch no me puedo olvidar de él jajaja.

Es súper fácil de hacer y quedareis como auténticos reyes.

IMG_6068

 

Ingredientes:

– 100 gr de chocolate con leche.

– 100 gr de chocolate negro.

– 100 gr de chocolate blanco.

– 150 gr de pistachos pelados.

– 60 gr de manteca

– 40 gr de aceite de girasol.

Utensilios:

– Thermomix (o en su defecto los siguientes)

– Un cazo para fundir el chocolate.

– Molde para cuajar el turrón.

Aaaaaa remangarse:

* Versión a mano:

Ponemos los chocolates en trozos y la manteca a fundir en un cazo sin parar de remover. Cuando veais que ya está prácticamente fundido, ponemos el aceite, y cuando este bien incorporado agregamos los pistachos, ojo pelarlos bien que si no amarga la piel. Cuando ya todo este fundido y homogeneizado lo vertemos en los moldes.

Para verter en los moldes, si son de los que hicimos caseros, poner papel de horno para luego desmoldarlos mejor; si son de silicona no hace falta. Muy importante que les deis unos golpecitos contra la encimera para que suban las burbujas de aire hacia arriba y no queden en mitad de la plancha.

Dejar cuajar bien por lo menos 48 horas y luego al ataque!!!

* Versión thermomix:

Ponemos los chocolates en el vaso y trituramos 10 segundos a velocidad 10. Añadimos la manteca y el aceite y programamos 4 minutos, 37º, velocidad 2. Antes de agregar los pistachos, mirar que esté bien derretido el chocolate, si no es así poner un minuto más, ojo nunca más temperatura. Una vez derretido ponemos los pistachos y con una espátula vamos mezclándolo bien.

Para verter en los moldes, si son de los que hicimos caseros, ponerles papel de horno para luego desmoldarlos mejor; si son de silicona no hace falta. Muy importante que les deis unos golpecitos contra la encimera para que suban las burbujas de aire hacia arriba y no os queden en mitad de la plancha.

Dejar cuajar bien por lo menos 48 horas y luego al ataque!!!

Consejos:

Trucos, pues lo que ya os comente en el anterior post y no me cansaré de repetir jamás, siempre elegir los chocolates que más os gusten, por eso no pongo marcas, cuanto más os guste ese chocolate más os gustará el turrón.

En esta receta se pueden cambiar los chocolates como queráis pero esta es la proporción que me parece que está más equilibrada.

Espero que hagáis la receta con los más pequeños porque es muy fácil de hacer y les va a encantar. Aunque creo que les gustará más la de la semana que viene 😉

Osea que la cosa no puede ser más sencilla y como estaréis viendo la base es más o menos la misma para casi todos los turrones. Si yo puedo hacerlo vosotros también, ánimo y no lo dudéis.

Besos Maruj@s.

1

Turrón de KIKOS!!!!!

Si has leído bien, hoy toca un contraste genial. La idea surgió porque mi marido me había pedido un turrón de conguitos, y yo, como estoy a cuatro cosas a la vez, le entendí mal, resultado un turrón de kikos que está buenísimo.

IMG_6074

Os he puesto esta foto en vez de otra mejor, porque aquí podéis ver como quedan los kikos y la densidad.

 

Ingredientes:

– 200 gr de chocolate con leche.

– 100 gr de chocolate blanco.

– 150 gr de kikos medianos y sin sabores raros tipo barbacoa los normales.

– 60 gr de manteca

– 40 gr de aceite de girasol.

Utensilios:

– Thermomix (o en su defecto los siguientes)

– Un cazo para fundir el chocolate.

– Un rodillo para machacar un poco los kikos.

– Molde para cuajar el turrón.

Aaaaaa remangarse:

* Versión a mano:

Ponemos los chocolates en trozos y la manteca a fundir en un cazo sin parar de remover. Cuando veais que ya está prácticamente fundido, ponemos el aceite, y cuando este bien incorporado agregamos los kikos, a los que habremos dado unos golpes con el rodillo previamente, para que tengamos kikos enteros y kikos en trocitos. Cuando ya todo este fundido y homogeneizado lo vertemos en los moldes.

Para verter en los moldes, si son de los que hicimos caseros, poner papel de horno para luego desmoldarlos mejor; si son de silicona no hace falta. Muy importante que les deis unos golpecitos contra la encimera para que suban las burbujas de aire hacia arriba y no queden en mitad de la plancha.

Dejar cuajar bien por lo menos 48 horas y luego al ataque!!!

* Versión thermomix:

Ponemos los kikos en el vaso y damos un golpe de turbo, miramos que tengamos trozos grandes y pequeños y alguno entero.

Reservamos los kikos y sin limpiar el vaso, ponemos los chocolates y trituramos 10 segundos a velocidad 10. Añadimos la manteca y el aceite y programamos 4 minutos, 37º, velocidad 2. Antes de agregar los kikos mirar que este bien derretido el chocolate, si no es así poner un minuto más, ojo nunca más temperatura. Una vez derretido ponemos los kikos y con una espátula vamos mezclándolo bien.

Para verter en los moldes, si son de los que hicimos caseros, ponerles papel de horno para luego desmoldarlos mejor; si son de silicona no hace falta. Muy importante que les deis unos golpecitos contra la encimera para que suban las burbujas de aire hacia arriba y no os queden en mitad de la plancha.

Dejar cuajar bien por lo menos 48 horas y luego al ataque!!!

Consejos:

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Esconderlos malditooooooooooooos!!!!!!!!!!!

Porque os digo esto, pues porque no vais a poder comer un solo trocito y guardarlo para mañana, las tabletas de este turrón caen como moscas y recuerdo que aun queda casi un mes para el día de navidad. Podeis hacer pruebas para que la tableta de navidad salga fetén 😉 eso si esta aceptado jajaja.

Trucos, pues lo que ya os comente en el anterior post, siempre elegir los chocolates que más os gusten, por eso no pongo marcas, porque eso hará que os guste el turrón.

En esta receta se pueden cambiar 100 gr de chocolate con leche por chocolate negro, de esa forma quedarán 100 gr de cada chocolate. A mi me gusta más así porque hace más contraste el dulce con el salado.

Si os gustan mucho los kikos pero los encontráis muy salados para hacer el turrón, tenéis una solución fácil, pasarlos por agua y secarlos muy bien con papel de cocina. SI no están bien secos, no los uséis porque se estropean los chocolates.

Esta variedad de turrón también la he probado con los monchitos, a mi personalmente no me ha terminado de gustar, si queréis hacer la prueba solo tenéis que separar un poco de la mezcla de chocolates ya fundidos con la manteca y el aceite, y mezclarlo bien, el resto es lo mismo.

Bueno maruj@s del mundo ya me direis como os queda y os recuerdo que os iré poniendo estas semanas diversos tipos de turrón y cositas para la navidad.

Besos Maruj@s.

 

 

 

 

 

 

 

2

Trucos para preparar buenos turronesu

Siiiii ya sé que a lo mejor es un poco pronto….

Vamos, que luego nos pilla el toro con los turrones y los hacemos el día antes de Noche Buena y eso no puede ser. Hombre si os pasa como a mí, que no pudo tener un turrón suculento en casa sin ir a atacar, entiendo que no los hagáis antes. Yo este año me he dicho: ¡¡¡¡ María ni se te ocurra tocar el turrón y sobre todo el del churumbel mayor!!!!!!. Y palabra de buena maruja que este año no lo toco.

Yo los he hecho este fin de semana, más que nada, para buscar trucos y cositas curiosas poder subir las recetas, y por qué no decirlo, por si me salían mal repetirlos 😉 Piedad que hacía mucho que no los hacía y uno es nuevo de este año.

Os voy a ir poniendo cada semana un turrón diferente, porque no me parece bien subirlos todos de golpe y porque veo que alguno es capaz de hacerlos todos y comérselos antes de que sea el gran día.

Como truco para no comprar muchas tonterías, que luego ocupan mucho lugar en los muebles de la cocina, os diré que tenéis que ir guardando ya los tetra brick de leche (bueno quien dice leche, dice zumos o lo que bebáis en casa en formato tetra brick de un litro, también si quereis, podeis hacerlo en los tamaños pequeños, creo que suelen ser de 250cc, para presentarlo como lingotes para los peques.) sin aplastarlos por favor que los tenemos que cortar.

¿Cómo los vamos a partir? Pues muy fácil con un cutter o  unas tijeras como os pongo en la foto.

IMG_6062

IMG_6063

El motivo por el que he puesto así el corte, es para poder utilizar los dos lados que os quedan del tetra brick, ya que de las cantidades que os voy a dar en cada receta salen dos tabletas.

El peso no lo pongo porque va a depender de si hacemos turrón de pistachos o turrón de kikos, obviamente no pesa lo mismo una cosa que otra, ni abulta lo mismo una cosa que otra. Y además esta también la variable de si os gustan los turrones muy cargados o poco cargados.

A mi me gusta utilizar este truco punto uno porque no gastamos más dinero, punto dos porque la tableta no queda con forma perfecta y se ve más artesano. Si queréis que os queden formas de tabletas perfectas, en las tiendas multibazar tiene unos moldes de silicona que hacen forma de tableta, o bien comprais de aluminio unos moldes de este tamaño, que también los venden en supermercados.

El otro truco que os quería comentar para hacer un buen turrón, la materia prima por favor, de la mejor calidad posible y sobre todo y ante todo que la materia prima que utiliceis sea de vuestro gusto. Es decir, si yo digo que utilizo una tableta de chocolate marca “perico de los palotes” y resulta que esa a vosotros no os gusta y os gusta “perica de las trenzas azules” pues no pasa nada siempre y cuando sean bajo las mismas condiciones. SI es chocolate blanco pues de esa marca pero de chocolate blanco. Espero que se me entienda para no haber confusiones después.

Como adelanto os diré, que vais a necesitar mucho chocolate negro, con leche y blanco y manteca de cerdo que se vende en cualquier super.

Así que nada maruj@s, os espero para la siguiente entrada.

Besos Maruj@s.

 

 

2

Caracolas que desayuno!!!!!

El otro día estaba de antojo, hacia muchisimo tiempo que no hacia las caracolas con pepitas de chocolate, y como al churumbel mayor le encanta, a veces no me vaya a acostumbrar, ayudar con las masas, esta me pareció una idea fantástica.

IMG_6012

Ingredientes:

– 150 gr de leche.

– 50 gr de mantequilla.

– 1 bloque de levadura fresca de 20 gr

– 3 yemas de huevo.

– 400 gr de harina de fuerza.

– 50 gr de azúcar.

– 30 gr de mantequilla fundida

– 1 huevo batido.

– 50 gr de azúcar moreno.

– 70 gr de pepitas de chocolate.

– medio vaso de agua.

Utensilios:

– thermomix o en su defecto: bol grande y varillas.

– papel de horno o silpat.

– brocha de cocina.

– rejilla para enfriar las caracolas.

Aaaaaa remangarse:

*Versión a mano de la masa:

Ponemos en el bol la leche y la mantequilla y calentamos en el micro, lo justo para que se deshaga la mantequilla y removemos. Deshacemos la levadura en esa mezcla y las yemas y bien removido. Echamos el azúcar y tamizamos la harina y la mezclamos con movimientos suaves para que no se haga un mazacote.

Una vez que tenemos todo bien mezclado, volcamos la masa sobre una mesa de trabajo y la amasamos hasta que quede elástica.

*Versión thermomix de la masa:

 

Ponemos la leche y la mantequilla en el vaso 2 minutos, 37 grados a velocidad 2. Ponemos las yemos y la levadura y mezclamos 15 segundos a velocidad 2. Echamos el azúcar y la harina tamizada y mezclamos primero 15 segundos a velocidad 6, y luego en vaso cerrado velocidad espiga 2 minutos.

 

Hacemos un rectángulo estirando bien la masa, más o menos os saldrá uno 60 por 40. De este rectángulo, por el lado más largo, tenés que dejar un espacio como de unos 5 cm, todo lo largo sin tocar para que luego se pueda pintar de agua y cerrar bien la masa.  Y ahora vamos a rellenarlo, para ello pintamos con la brocha la mantequilla fundida bien extendida y homogénea ( es verdad, esto es un pelín complicado). Esparcimos el azúcar moreno y las pepitas de chocolate (esta parte es genial para hacerla los niños porque “da igual como quede” dentro de un orden). Pintamos con agua el espacio que habíamos dejado.

Ahora toca enrollarlo, y hay que hacerlo intentando que quede lo más prieto posible, para que luego, al partir las caracolas no se desmonten. Para partirlo, hacerlo del ancho que os guste, como mínimo de 1,5 y máximo 3 cm, porque luego crecen mogollón y se quedan como huecas. Las pintamos con el huevo batido.

IMG_5999

(Os pongo esta foto para que veais como queda si no está bien apretada la masa. Se quedan medio desmontada)

Ahora las dejamos colocadas y separadas durante 20 minutos como mínimo, para que la levadura haga su trabajo. Pasado ese tiempo, las metemos en el horno, que previamente habremos precalentado a 200 grados, y horneamos 20 minutos. Si habéis hecho los cortes gorditos tendréis que dejarlas unos minutos más para que se hagan bien por dentro.

Una vez que las saquéis del horno ponerlas en una rejilla para que se enfríen bien por arriba y por abajo para que queden perfectas.

Consejos:

Para que sea más fácil de enrollar la masa, podemos estirarla encima de un papel film, para ello cortamos dos tozos de unos 80 cm de largo ponemos uno estirado y el otro a mitad del ancho del que tenemos estirado. Con esto conseguimos tener una anchura de mas de 40 cm y de largo más de 60 cm para poder apretar bien nuestro rollo. (puff espero que me entendáis, si no el próximo día que lo haga subo una foto para que se vea más claro)

Estas caracolas se pueden rellenar de muchas cosas, jamón de york y queso,fruta escarchada, chorizo, frutos secos, simplemente con canela y azúcar moreno. Vamos que podéis hacer mucha masa y hacerlas de varios sabores y tamaños y os pueden resolver una fiesta infantil en el parque o una merienda de amigas.

Si poneis las caracolas a levar en un papel de magdalena y las horneamos así, la presentación que os queda es divina para hacer una cestita de regalo para cualquier compromiso.

A mi me gusta hacerlo con el churumbel mayor, se lo pasa genial, y para las tardes de lluvia puede ser un gran plan.

Para conservarlas una vez que esten bien frias meterlas en una bolsa de plástico de las de congelar alimentos.

Si queréis podéis congelarlas ya montadas pero sin levar, y cuando os apetezca sólo tenéis que sacarlas, descongelar y al horno. Para algún fin de semana de desayuno en la cama 😉

Bueno espero que lo veais como algo fácil de hacer y os animeis. Cualquier duda pregunta o aclaración ya preguntais sin problemas y espero recibir alguna fotillo.

Besos Maruj@s.

 

2

Guiso de setas!!!!

Como ya os comente en otro post me encanta ir a buscar setas, pues bien, hemos ido a por setas toda la familia al completo….. y solo hemos encontrado una seta de chopo y no precisamente muy grande…. Ainch que tristeza con lo que me gusta a mí encontrar setas, parece que este año no se me arregla. Como no llueva en el pueblo mal vamos. Y es que parece que la lluvia nos bordea, pero bueno que le vamos hacer….

Al lio, que al final las setas las hice guiadas con unos trocitos de chorizo y aquí os dejo la receta para que os animeis porque se puede hacer con cualquier seta.

IMG_5992[1]

Ingredientes:

– Setas de chopo.

– Una cebolla mediana.

– Un ajo.

– 1 cuchara de AOVE.

– 4 patatas medianas.

– 150 gr de chorizo picante.

– Sal.

– Orégano y tomillo.

– 1,5 L. agua o caldo.

Utensilios:

– Una olla de guisar.

– Una cuchara de madera.

Aaaaaa remangarse:

Picamos la cebolla en trocitos pequeños y fileteamos el ajo lo ponemos todo a sofreír en la cazuela con el aceite y la sal. Cuando veamos que esta dorado ponemos el chorizo, lo dejamos freír bastante, no os asustéis porque se quede duro que luego con el caldo se reblandece. Veréis que ahora vais a tener más aceite y que todo se pone rojo por el pimentón del chorizo. Es importante que remováis bien para que no se queme porque si no amargará.

Ponemos las patatas peladas y partidas en trozos grandes y chascadas ( no cortes la patata del todo, metéis el cuchillo y hacéis que chasquen, de esta forma se espesara la salsa y quedará ese toque característico de los guisos de la abuela) y el orégano y el tomillo. Damos unas vueltas hasta que todo este homogéneo, entonces ponemos el caldo, a mi me gusta sólo con agua (ver consejos). Dejamos cocer 20 minutos tapado y a fuego medio.

Pasado ese tiempo ponemos las setas, previamente limpiadas, y dejamos tapado otros 10 minutos a fuego vivo y apagamos. Dejamos reposar unos minutos como mínimo 10 y ¡¡¡¡a comer!!!!

Consejos:

Para limpiar las setas es mejor hacerlo con un pincel y un papel de cocina, de esta forma no meteréis más humedad a la seta y tampoco le quitaréis sabor. Si son compradas no las teneis que hacer nada como mucho pasarlas un paño de cocina si las veis que tengan mucha espora.

Podéis elegir el tipo de seta que se quiera, cardo, níscalo…. compradas del súper, la típica bandeja de seta de chopo, o incluso también quedan fenomenal con champiñones laminados. Vamos que no lo dudeis cualquier hongo que tengáis, que sepais que no es venenoso, por dios, lo podéis comer así y quedan fenomenal.

Esta receta es para cuando no tengáis muchas setas, yo tendría unos 200 gramos en total de seta de chopo. Si habeis recogido muchas setas podéis hacer varias cosas: esto por supuesto, cremas, croquetas, revueltos, o simplemente darlas una vuelta por la sartén, al mínimo unos 5 minutos si cebolla ni nada y meterlas a congelar para otra ocasión.

El tema caldo, la receta original lleva caldo de pollo y chorizo normal. A mi personalmente, como maruja experta en estas lides, prefiero poner agua y especies que me recuerdan más de campo, (orégano y tomillo). Si al final preferís caldo podéis poner cualquiera menos el de pescado porque no queda muy bien con el chorizo 😉

Si veis, cuando pongáis las setas, que hay mucho caldo lo destaparlo, si por el contrario veis que queda corto ponéis un poco más de agua o caldo. Esto es por el tipo de patata, no se muy bien explicaros el por qué, pero si son nuevas o vejas  el tipo de patatas hace que consuman más o menos caldo.

Por cierto, en la foto no se ve el caldo que quedó en el guiso, pero prometo que quedó caldoso. Hicimos la foto así para que se apreciara la textura de la patata y la seta.

Si hacéis este guiso de un día para otro está mucho más rico, así que las marujas que trabajáis fuera podéis ponerlo en la lista de recetas del tupper. Y si os viene mucha gente a comer podéis guisar esto la noche antes y hacer unos entrantes. Mientras os tomáis el pintxo, se va calentando y no supone ni mucha fregadera ni mucho tiempo de cocina 😉

Bueno qué, esta chupado ¿no? Este plato os puede sacar de mogollón de apuros sobre todo si viene visita y sólo tenéis una triste lata de champiñones en la despensa.

Espero que la hagáis y ya me contais que os ha parecido. Y si queréis mandarme alguna foto estaré ecantada de la vida.

Besos Maruj@s

 

1

Pastel de carne socorridoooooo

Buenas ya he vuelto con más recetas. Se que me echabais mucho de menos 😉

Hoy traigo una receta muy fácil, se trata de un pastel de carne que es genial para que los niños coman algo de verdura y además se puede hacer con ellos.

IMG_5693

Ingredientes:

– Medio repollo.

– 6 granitos de cominos.

– Medio kilo de carne picada (da igual ternera, cerdo o mixta).

– 1 cucharada sopera de aceite virgen extra.

– 1 cebolla (unos 100 gr).

– 2 dientes de ajo.

– Tomate triturado (bote de 400 gr).

– 1 zanahoria.

– Sal.

– Una cuchara de café de azúcar.

– Orégano.

– Pimienta.

– Queso rallado el que más guste en casa.

 

Utensilios:

– Sartén.

– Olla de cocción.

– Fuente bonita que se pueda meter en el horno.

 

Aaaaaa remangarse:

Lo primero es poner en la olla de cocción el repollo cortado en juliana, echar agua hasta la mitad de la verdura y los granitos de cominos (van a dar un poco de sabor). La verdura tiene que cocer 20 minutos y si os gusta que este blanda dejar 10 minutos más.

Mientras se va cociendo la verdura, vamos hacer la parte de la carne. Poner en la sartén el aceite donde vamos a sofreír la cebolla y la zanahoria cortadas en trocitos pequeños. Cuando la verdura este bien pochada, echamos la carne picada y con una cuchara de madera vamos dando vueltas hasta que veáis que la carne se separa y no queda compacta.

Cuando veamos que la carne ya “esta suelta” (que no es la mole que pusisteis en la sartén, vamos) poner el tomate triturado, el azúcar, la sal, el orégano y la pimienta y dais vueltas hasta que este todo bien mezclado. Dejar cocer unos 10 minutos a fuego lento, y ojo, como hemos puesto el azúcar para que no este ácido, se puede pegar así que remover de vez en cuando. Recuerdo para los poco expertos, el tomate salta mucho así que una buena tapa nunca esta de más.

En todo este proceso de hacer la carne ya se habrá cocido el repollo. Es muy importante que lo dejéis escurrir muy bien, para ello os aconsejo que le vayas dando vueltas y apretando un poco para que elimine todo el liquido.

A ver hasta aquí super fácil ¿no?, la carne por un lado y el repollo por otro. Antes de montar la fuente encender el grill del horno a tope para que al meter la fuente este ya precalentado a 250 grados.

Ponemos en la fuente que va a ir al horno, la carne bien extendida, el repollo lo más seco posible y por encima el queso gratinado.

Para gratinarlo, como siempre digo, cada horno es un mundo, en el mio yo pongo sólo grill a 250 grados durante 20 minutos.

IMG_5704

 

Consejos:

Esta receta si la hacéis en grandes cantidades y las preparáis en varias fuentes pequeñas, ¡¡¡¡ tachaaaaan!!!! ya tenéis un plato muy socorrido para las cenas, nada más que calentar el horno arriba y abajo y dejarlo media hora más o menos. Es muy socorrido para cuando os viene toda la familia porque además podéis dejarlo hecho de un día para otro y en el último momento nada más que es meter al horno.

La verdura, yo esta vez he puesto repollo pero podéis poner col, lombarda, berza, berenjenas, calabazas, calabacines… la que más os guste.

Para preparar la carne os he puesto el básico que es cebolla y zanahoria, pero se puede poner también pimiento, puerro, champiñón, nabo…. Yo hago batida en la nevera y suelo usar esas verduras que se quedan las pobres mustias y que quieren ya salir a la palestra. Muy importante es que si lo van a comer los churumbeles lo partáis muy fino para que pase lo más desapercibido posible.

Truco para secar mucho la verdura: dejarla escurrir y cuando parece que ya no sale agua, extender un trapo limpio y poner la verdura en él y secar con un papel de cocina absorbente por encima apretando un poco. No pasarse que si no la verdura se “aplastuja” y queda fatal.

Esta receta también se puede llevar en el tupper de las marujas que trabajan fuera de casa.

A mi churumbel le encanta ir rallando el queso mientras yo voy haciendo la carne, así esta entretenido el rato que estoy al fuego. También me ayuda a extender la verdura encima de la carne y luego le hace mucha ilusión ver como se va gratinando.

Pues nada lo de siempre, que lo hagáis y ya veréis como al final es uno de vuestro recursos más usados.

Besos Maruj@s

 

 

 

 

1

Plato 3 en 1!!!

Hola Maruj@s lo prometido es deuda, así que aquí va la receta.

Hoy os traigo un puchero de los que a mí me encantan. Con unas pocas verduras y un codillo vamos hacer una olla de la que al final se sacan tres platos: caldo para guardar para otro día, una contundente sopa de verduras y un codillo con patatas, de ahí el tres en uno.

Ingredientes:

– Un codillo.

– 3 Patatas medianas.

– 3 Zanahorias normales.

– Unas hojas de repollo.

– Un clavo de olor

– Una cucharita de café de cominos en grano.

– 2.5 litros de agua.

– Una cucharada de mantequilla derretida

 

Utensilios:

– Una olla rapida.

– un bote.

– una cacerola.

– una bandeja de horno.

 

Aaaaaa remangarse:

Esto es muy fácil. Limpiamos bien todas las verduras, las metemos junto con el codillo, el clavo y los cominos en la olla rápida y ponemos todo el agua. Cerramos la olla y una vez que ya ha subido el dispositivo ( en el mio son dos círculos rojos, esto es lo que se decía antes que empezaba a “pitar la olla”) tenemos que dejar cocer de cuarenta minutos.

Una vez que se ha terminado de cocer dejamos la olla sin abrir hasta que se enfríe. Una vez fría abrimos la olla y la desgrasamos.

¿Qué es desgrasar? Pues quitarle la capa blanca que se queda encima de los guisos cuando están bien fríos, es toda la grasa que tiene el caldo de ese puchero, y ojo que no por quitarla le estáis quitando sabor al guiso.

La olla con todo dentro y ya desgrasada:

 

IMG_5668

Yo lo primero que hago es colar el caldo en una olla, quitar un bote y al congelador. Me viene genial tenerla otro día este caldito para hacer sopa para la cena de los churumbeles 😉

IMG_5682

En la olla donde hemos dejado el resto del caldo, vamos a picar toda la verdura que hemos cocido y solo la mitad de las patatas. Ya tenemos una fantástica sopa de verduras. Aviso que sale bastante cantidad, no sé que tal congela porque en mi casa no dura más de dos días, a veces solo dura el mismo día.

IMG_5681

La carne y la mitad de las patatas las ponemos en una bandeja de horno y las gratinamos en el horno. Yo lo pinto con un poco de mantequilla derretida que le da un sabor muy “alemán” como dice mi santo. El codillo tarda muy poco en gratinar y va a depender de vuestro horno en el mio solo son 15 minutos con el grill a toda potencia.

IMG_5683

Bueno ¿qué os a parecido? más fácil imposible o no.

Consejos:

Si la olla rápida que utilizáis es muy alta mejor llenarla como mucho 4 dedos por encima de la carne. Si pones más quedará todo muy aguado y no queremos eso.

El repollo lo podéis sustituir por col de cualquier tipo, berza o grelos.

Veréis que no he puesto nada de sal. Yo la sal en esta olla la pongo siempre al final para calibrar un poco, el codillo es una carne de sabor fuerte y el caldo suele quedar bastante potente.

Cuando saquéis la verdura para hacer la sopa, podéis rehogarlas un poco las verduras con un ajo e incluso poner pimenton  y luego volcarlo al caldo. Esto va en cuestión de gustos. Yo con los churumbeles prefiero no hacerlo pero si sois unos fanáticos del ajo, darle duro que seguro que os gusta.

El codillo no os he puesto peso. El mio esta vez era de los envasados al vacío, suelen rondar entre los 400 y 500 gr. Si lo compráis en una carnicería y es más grande pues dejarlo cocer más tiempo en la olla. Con este codillo sale para dos personas, si sois más, yo os aconsejo que pongáis dos codillos mejor que uno grande porque puede deshacerse demasiado la verdura.

Con los fríos que se acercan espero que la hagáis y me contéis que tal os sale. Además esta receta se puede dejar hecha de un día para otro y es muy cómoda si os viene mucha visita.

Besos Maruj@s.